martes, diciembre 6

Somos todo


Somos así
a cada centímetro de carne
completos,
construidos con cada trozo de historia
hechos con noches y días
con golpes y maldiciones
con tequila barato, cigarrillos sin filtro
y múltiples abandonos.

Nos hacemos poco a poco
y nos edifica la perversidad del amor,
los olvidos intencionales
el silencio
las charlas amenas
los amigos
los amantes de ocasión
los amores tontos y callados
los viajes intrincados
el transporte público,
las deudas… también nos edifican.

Somos el paisaje con sus puestas de sol
con las putas de la esquina
con los niños de coladera
y los impuestos del estado
así somos
lo que vemos y aquello que se ignora
somos todo,
aunque a veces parezca nada,
aunque a veces pese tanto.

domingo, diciembre 4

Tendencias



Regresé un día con la certeza de estar sana, curada,
con todos mis males separados del presente.
Bajé del avión y me recorrí el cuerpo con las manos:
¡Estoy curada!, repetía alegremente para mí.
¡Estoy curada!, y mi sonrisa se notaba con asombro.
¿Estoy curada?
[Entonces se convirtió en pregunta]

¿Qué haré si estoy curada?
¿Cómo vive un sano?
¿Cómo transcurre un no suicida?
Siempre he tenido esas tendencias
No sé vivir de otra manera,
salvo al lado de la muerte,
acariciándole las piernas,
seduciéndola en las noches,
amándola por las mañanas.

Estoy curada… y un trozo de mi alma se ha marchado.
Estoy curada…
estoy cura…
estoy…
[llanto].


Partos


El día que la perdí estaba pensando en un poema
nacían adjetivos, verbos, imágenes,
todo se paseaba en el pensamiento
como los domingos en la plaza 
mientras ella se disipaba entre la gente

sueño
hambre
miedo
llanto
moléculas de dolor construyendo el terrible imaginario de su ausencia
gritos
desesperación por encontrarla
culpa
las manos entumidas por soltarla
gente estorbando en todas partes
llanto acumulado en la garganta
escalofríos
oscuridad

era ya de noche cuando pude hallarla:
ella, con sus lágrimas que fueron mares,
con una cajita que abrazaba al decir mi nombre
ella suspiró con alivio y se refugió en mi pecho...
y nuestros dolores de parto cesaron:
nacimos de nuevo en el reencuentro.

miércoles, noviembre 30

Suerte

...
los sábados me levanto a las 8 de la mañana
me baño con poco jabón
me pongo las pantaletas más viejas
y salgo a caminar
siempre tengo mucha suerte.
he encontrado algunas cosas:
monedas,
medio cigarro
dos borrachos
un perro sarnoso
un gato muerto
y en una ocasión encontré un poeta
me siguió hasta mi casa y se quedó a dormir
para el desayuno le daba café y ron
a la tarde un poco de pan
un día se marchó
huyó con mi cafetera,
algunos billetes
tres libros
y mis pantaletas viejas.  
ahora,
los sábados tengo frío en las nalgas.

martes, octubre 4

Abrazar a los muertos


(Al mago Merlín)
Abrazar a los muertos,
quererlos
arroparlos con la piel de un vivo,
estrujarlos,
perdonarlos
amamantarlos con el recuerdo de una existencia plena
      remota.

Estar con un muerto
olvidar el frío
la noche
olvidar el olvido profundo en el que se desvanecen aunque lo evites.

Esperarlos, escucharlos, soñarlos
palparlos en las alucinaciones y el desquicio
extrañarlos,
invocarlos,
traerlos de vuelta para pedir algún consejo


                                                                                   [Alucinación matutina II, Octubre 4 10:00]

miércoles, septiembre 28

y ahora soy yo


y ahora soy yo la que se siente mal,
            rara, distraída, absorta,
                        peleada con el presente,
                                               con los ojos, con el alma...
desnuda
            en medio de un tumulto que se avergüenza de mis carnes,
                                                                                  de mis anhelos.
Y me voy sintiendo hueca por las tardes,
                                                           cuando se acerca la noche
                                                           y se arremolinan los pendientes para el día siguiente,
                                                                       cuando amanece,
                                                                                  al levantarme,
                                                           al mirarme al espejo para intentar lavarme la cara.
Sigo teniendo el fantasma de vos en cada momento,
                                                           me persigue,
                                                           me azota sin que lo evite, sin huir siquiera
y las pestañas se me pegan a los recuerdos,
al tiempo,
                        y quedan embarradas en un momento que no entiendo

miércoles, julio 20

(Existir)

Caigo
       lento
            y
            me
            de
            ten
            go…
                    sueño,
                        con arenques tiernos

(Yk, julio 18, 2011. Misterios-Reforma, 14:30 Mirar por la ventana: Existir)

.

este era un niño de esos que la gente llama “duermededía”
jugaba en los parques con su caja de chicles,
aquella  noche le pedí unos dulces
acto seguido  me ofreció marihuana,
unas pastillas azules y un poco de crack.
Los “duermededía” viven de noche
y los yupis los buscan en las esquinas...
¿quién podría hacer que duerman temprano?
(YK julio 2, 03:40 am, La Condesa, DF)

martes, mayo 31


¿Morir? ¿Al final de todo qué es morir?
Es como salir caminado por las calles para encontrar que la vida continúa con su amargo y pesado color amarillo, con sus calles repletas de silencios que nunca se callan. Quizá sea como esa gripa que atosiga el alma en pleno abril, cuando se tienen más ganas de gritar pero el aire se resiste a llegar a los pulmones.
Morir: esa palabra que a todos aterra, que la gente evita como si fuera lepra en la lengua. Pero morir no es eso, morir es encontrarme en tus ojos cuando quedamos abrazados, cuando tu pecho se ha convertido en mi espalda, cuando tus besos saben al color de mi alma. Eso es morir, abandonarse, temblar… dejar que la piel no pese y el tiempo corra entre las cortinas sin que se atore en la ventana
Martha con 3 hijos sale al mercado
con uno caminándole al frente
otro al costado y el tercero en los brazos
con diez pesos no se compran tomates
regresa a su casa y recuerda:
serán los que dios te mande
ella tenía 15 cuando fue a la selva
nadie la quería, dicen
mal agüero de ojos grandes
caminaba en silencio como tantos
cargando su rifle en la espalda
suplicando pronto
tirarles a ellos
¿qué se le da a un niño cuando pide comida?
hambre porque no hay otra cosa
con el pecho reseco no supe qué darle
¿qué se hace cuando llora?
temblar porque no sabes qué sigue
nos quedamos dormidos
ya mañana estaremos tranquilos
Suena extraña esa voz
alejada de los matices humanos
como alegoría de hombre sin alas
de caligramas amorfos
entonces dormíamos abrazados
esperando el silencio de la mañana
para seguir la marcha entre las ceibas
formando ilusiones pétreas
de un mundo mejor
donde fueran muchos mundos:
¡despierta!
y continúo con las balas atoradas en la conciencia
Aquella noche no tocaste la puerta
¿qué no sabes que espantas el sueño?
te abrazaste conmigo como niño
escuchando el silencio de quien irrumpe en el patio
expectante al enemigo
(susurro) no salgas
quédate quieto
acá no te miran ni escuchan
y pasos apresurados se escucharon arriba

sábado, abril 16

VII

Como cada noche desde tu ausencia
rezo a un dios derrumbado
que finge escuchar mis plegarias
para sentir que no estoy solo
para hacer que te olvido

abril 15
El Jarocho Quevedo
21:00 hrs.
Y una piraña inicia
recorridos voraces por mi garganta.
Ahora grito tu nombre sin voz
sin ti
sin mí.

abril 15
El Jarocho Quevedo
21:15 hrs.

jueves, abril 14

Añoranzas

Cuando era niña
jugaba junto al farol de la esquina
con las agujetas sueltas y el cabello alborotado
ahora… nada

abril 13
FFyL
20:15

Andanzas

La niña camina, corre, se tropieza, cae;
se levanta,
crece,
se desarrolla,
ondula el caminado,
usa perfume, faldas y sostén.
Ama,
se ilusiona, habla, descubre, se entrega,
se violeta, la violentan.
Llora, se asusta, huye, se esconde, calla.
La niña muere…
Renace, crece, se tropieza…la mujer aprende.

abril 13
FFyL.
20:10

lunes, abril 11

Para los dolores del alma
ya he ido con un hechicero.

Albaca y romero
amoniaco y un huevo,
frota mi cuerpo,
se lleva mi aliento
arrasa el recuerdo
me quita la muerte…
guarda silencio
me trae de vuelta al camino

Y me ha dado un cascabel
               para que ya no me pierda.
abril 8
14:10
Cuautepec
No me dueles
me duele
y mis puños se encrespan
cuando te pienso
No te odio
me odio
mis lágrimas se escapan cuando me toco el vientre
No te extraño
me extraño
y a aquella mi sonrisa sin duelos
la de antes de conocerte
abril 7
18:42
Glorieta de Insurgentes

Casi todas las cosas cambian
las calles son distintas,
las casas blancas ahora son grises,
las rojas se han vuelto naranjas,
aquellas derruidas desaparecen bajo el nuevo concreto
y  los coches en las aceras
no son los mismos
tampoco yo;
ahora tengo algunas canas
los brazos lánguidos
las ojeras marcadas,
fumo menos,
duermo más
pero me siguen doliendo las  mismas cosas…
abril 8
17:10
Río blanco

jueves, abril 7

V

Le pregunté al oído:
¿y por qué si nos pertenecemos nos huimos...?
respondió con un silencio… seguí preguntando
¿y porque no nos arriesgamos?
él respondió: te he necesitado varias veces…
algunas lágrimas se me escaparon mientras le decía:
contigo era feliz aun cuando lloraba.

Tiburón-Arena 
víspera de media noche,
última noche de marzo
Si no tuviera piernas seguro usaría muletas
tomaría las rampas,
me cederían el paso,
me mirarían con ternura,
me admirarían en secreto…

Y si fuera artista y ciega o coja o muda
me aplaudirían fuerte,
publicarían mis libros
incluso ganaría un premio

Por qué las discapacidades del alma nadie las mira
estoy mutilada por dentro.

abril 7
18:28
Glorieta de Insurgentes
En un paisaje sórdido
con altavoces roncos,
edificios sucios,
desechos humanos
chocando entre ellos
compartiendo sus monas,
evadiendo la tarde
como tantas, como todas las del año
en esta interminable locura
que no tiene día o noche,
estoy sentada:
expectante
queriendo cantar canciones de cuna
a este niño…
que ya no tengo

abril 7
18:33
Glorieta de Insurgentes
Ese hombre no tenía brazos
sólo cuervos para rodearme
para perderme en su vuelo
entre sus plumas
en el deseo
con un graznido
abril 7
22:15
D.F.

miércoles, abril 6

La piel de Jorge
me roba la calma,
estremece mi cuerpo,
me invita a probarlo.

Inunda con su presencia absoluta,
efímera y tierna.

La piel de Jorge es susurro eterno,
gemido certero,
recorrido ansioso de mis uñas cereza.

Es frazada tibia en los pies
cuando se asoman, ya después de nuestros juegos.

abril 2
03:00 hrs
insomne
Qué tengo
silencios
largos, torvos y quietos
sin principio ni tiempo
estériles
sin padre ni madre
sin antecedentes previos
o causa aparente

Se quita

No creo
me han dejado
tuerta, muda y renga

abril 6
metro Zapata
21:30 hrs.
Confieso:
He matado un poco de mí
juez
verdugo
homicida
¿moriré del todo un día?
abril 1
17:00 hrs.
Martín Carrera-Talismán
Enciendo la luz
siempre
cada mañana
todos los días
Busco los ojos que me observan
desde el interior
de este vientre ahora estéril
no están…
los apagué
abril 3
La Marquesa-D.F.
20:00 hrs.
Abrí los ojos
morí un poco

El intento de orgasmo
se hizo cuarto de hotel
gozo fingido
pastillas al día siguiente

Para entonces el quirófano
profanó anhelos ocultos
dejó su frío, el vacío
su falta de fe
el alma amoratada
           
y veinte lágrimas que aún no derramo
abril 3
Reforma- Santa Fe
11:00 hrs
Un niño se escurre por mis piernas: sangre

por las manos: duele
por los ojos: llanto
por el alma: ausencia
de ayeres que son espuma disuelta,
sin nombre
abril 6
12:00 hrs.
Auditorio Nacional


Y comencé a rezar desde entonces
con el hipopótamo blanco
como único tripulante
y solamente un remo

Después, nada.

Abril 6
20:00 hrs.
FFyL

(Ausencias IV)

No hay ceros absolutos
entre tus minutos
tus ojos
y la memoria
No hay nada
ni viento
marea
o tormenta
que impulse tu retorno
te he matado un poco

marzo 18
21:00
Nuevo León, D.F.

martes, marzo 29

Retornos

Esta mañana desperté con un pensamiento fijo
no es el sol ni la madrugada en vela que precede mis palabras,
me recobré pensando en tu sabor, el de tu sexo;
en la calidez de tu piel cuando la tengo entre las piernas,
ya luego me acordé de tus ojos
tan plagados de ausencias y nostalgia de antaño.
Después de un poco sentí la voz que le susurra al cuervo tatuado,
que lo hace graznar, convulsionarse…
para entonces tenía humedad entre mi piel y tus recuerdos…
a tu salud, he vuelto a mi vida,
esa, aquella
la de siempre.
Repleta de amantes efímeros, 
de noches perversas
de cuentos infames,
de fugacidad disfrazada,
de seducción sin medida.
He vuelto.