jueves, noviembre 1

Quise












Siempre quise contestar tus cartas,
corresponder tu cariño.
Siempre quise,
pero no pude.
Este desencanto fue más grande que tus labios,
que tu voluntad jurada
en una tarde llena de brisa marina:
y mi búsqueda que es flagelo me arrancó de tu playa
de las olas de mi costa
para naufragarme en el asfalto de este sitio
donde el amor siempre es mentira
y las palabras,
cuchillos que desagarran lento toda fe.

Siempre quise, pero no pude. 

1 comentario:

Jonathan Harker dijo...

Excelente. Un nuevo punto de vista de algunos de los porqués que atormentan. Bravou!!! ::D