lunes, abril 22

Deberes




A Yosie Crespo
La vida, a veces,
podría definirse
en una prolongación
-infinita-
del verbo deber,
conjugado en primera del plural:
Debemos ser libres cual gaviota,
cuidando la elegancia de su blancura;
nunca zopilotes, aunque libres, carroñeros.
Debemos ser originales
y arrancar la concesión única de diseño
al destino o al monopolio divino.
Debemos caminar por las calles.
Debemos respirar.
Debemos ser granos de arena
y buscar el mar en cada segundo de existencia.
Debemos ser titilantes.
Debemos ser extranjeros
y derribar las fronteras lingüísticas.
Debemos transgredir el querer y su semántica:
debemos amar con los ojos cerrados.
Debemos barrer las aceras
y contestar los buenos días.
Debemos romper paradigmas,
abolir la esclavitud de los prejuicios.
Debemos pintar al óleo cada día.
Debemos sudar y aprender del mal olor.
Debemos eructar en público
para reír del protocolo y la etiqueta.
Debemos SER
aún con la falta  materialista del tener.
Debemos ser ambidiestros*: escribirnos por todas partes.

*palabras de la poeta Yosie Crespo en el 1er Slam de poesía Beat. México, 2013.

2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Tantos deberes hay en la vida ciertamente pero muy pocos que nos guste obedecer. Certeros versos, nos leemos.

Besos ;-)

Ylla dijo...

Nos leemos...

Abrazos!