sábado, septiembre 21

Otra vez tú












Otra vez tú
y tus apariciones lejanas.
De nueva cuenta el insomnio,
los nervios,
la voz que te acompaña.
Otra vez tú y mi miedo a pronunciarte,
a jugar con tu recuerdo y pretender que te toco cuando me da la gana.
Otra vez tú.
Tú y la confusión.
Tú y el viaje.
Tú y la lluvia tibia.
Tú y mi mar
                      y mi furia
                                         y el olvido.
Tú y la indiferencia. Tú y el silencio.
Tú y la tinta derramada por todo mi cuerpo que siempre me recordará tu piel.
Ay, tú y todas mis yo.

Tú y ni nombre que muere de a poco y de distancia.

miércoles, septiembre 18

Mutilaciones III












El cuerpo me reclama tanto llanto
ya no siente como antes,
evita las emociones,
ni siquiera el libido se muestra interesado.
Las lágrimas se agotaron de andar mi ánimo.
Y se marcharon.
Ya no queda nada que pueda derramar,

salvo mi sangre.

lunes, septiembre 16

Mutilaciones II












Dejo de reconocer tu silueta
—acaso tu sonrisa—.
Dejo de permanecer en silencio
ante el ataque de todos tus fantasmas.
Me sé rota para siempre,
y al mismo tiempo
con piezas añadidas
—algunas veces—
halladas durante la reconstrucción de mi holocausto.
Sé que maté algo,
que me arranqué un trozo,
que quedé incompleta,
pero al final de todo
tengo claro que sobreviví

a nuestro amor y a tu destierro.

sábado, septiembre 14

Mutilaciones I
















Mi nombre:
sustantivo femenino
que intento tantas veces
cambiar por uno indeterminado
                                   —andrógino—
                                               que despiste al enemigo.
Mi rostro:
una situación incómoda
                        que clama justicia
                                   sin caer en feminismos de ultranza.
La mirada:
una eterna interrogante
                                   que cuestiona
                                               [hacia dentro y para afuera]
                                                           la existencia de equidades.
Mi cabello:
que cae al suelo derrotado
            cuando protesto contra toda lógica y genética,
                                   por esta condición de género,
                                               y mutilo el atributo típico
                                                           que cuelga por mi espalda.

jueves, septiembre 12

Urticaria











Traigo mis recuerdos en la piel
—escritos con tinta—
Echaron raíces de por vida
o hasta que los ingieran los gusanos…
pero antes que eso,
mi memoria los aviva,
atiza la brasa que me late por todo el cuerpo
y los recuerdos inflaman cada rincón que habitan.
Y te pienso:
mientras atiendo esta urticaria
y la lluvia me recuerda viejos tiempos.