miércoles, marzo 9

Nadie escribe

Nadie le escribe a los duendes en su cabeza
a las serpientes de su espalda
al cuervo junto a su oreja.
quizá le escriba a la luna
al sol
a los perros
quizá Nadie escriba para sacarse los ojos,
para dejarse sordo
para olvidarse el nombre
para evadirse un rato
tal vez Nadie escribe para seguir vivo
o no volverse loco
pero Nadie lo hace cada día
como una necesidad que va más allá del café matutino
del cigarro del medio día
o la siesta de las cinco.
más que comer o dormir o beber
Nadie escribe para que la vida no se le escape
para vivir en Argentina y volver un par de semanas
y nadar en la playa
y Nadie camina entre la gente como cualquier otro
pensando historias para seguir contando
para escribir un poco más